Trucos para cuando alguien en la casa tiene un virus


Foto: integrisok.com

En esta época en la que al parecer todos estamos padeciendo de los síntomas de algún virus, quiero compartirte algunos trucos para evitar contagiarte cuando alguien en tu casa esté enfermo y/o para ayudar a que esa persona se recupere más rápido. Como no suelo tomarme los temas relacionados a la salud a la ligera, este post fue escrito en colaboración con la doctora Katherine Calderón de Ampicilina 500, una cuenta en Instagram sobre medicina para no médicos, como yo. Vamos con los trucos.


Los virus que causan el resfriado común y la influenza pueden transmitirse por pequeñísimas microgotas que se expulsan al hablar, toser o estornudar, y estos virus pueden sobrevivir hasta ocho horas en superficies duras, como manubrios, y porosas, como ropa. Dicho esto, lo que te comparto a continuación son mecanismos que puedes utilizar para obstruir tanto como puedas la transmisión de dichos virus.


Cambia tu cepillo de dientes

Las cerdas de los cepillos de dientes son un lugar muy atractivo para que los gérmenes que provocan una enfermedad en primer lugar se acomoden, así que es muy recomendable que tú y cualquier persona que esté enferma en tu casa cambie su cepillo de dientes, pues al seguir usando el mismo cepillo le dan la oportunidad a los gérmenes de entrar o de volver a entrar a su cuerpo y alargar la recuperación.


No compartas toallas, vasos, ni utensilios

Un error común en culturas como la nuestra es la de compartir prácticamente todo lo que usamos para casi cualquier cosa, pero lo peor que puedes hacer en medio de un proceso viral es la de compartir algo como una toalla, un vaso o un utensilio para comer, pues también es un medio por excelencia para que se transmitan los gérmenes. No compartas nada de esto con alguien que esté enfermo o si tú lo estás.


Cambia tus sábanas y toallas a menudo

👆Sobre todo las piezas que usas en la cara.


Desinfecta interruptores, cerraduras, manubrios, controles y todo lo que se toca a menudo

Con wipes desinfectantes o con un pañito con cloro.


Sé consciente de la forma en la que toses y estornudas

Trata siempre de toser o estornudar cubriendo la boca con una servilleta desechable o con la parte interna del codo.


Y la regla de oro: ¡Lávate las manos constantemente!


Espero que estos trucos te sirvan para cuando te veas en esta situación y si tienes algún truco que usen en tu casa para esto, no dejes de compartirlo en los comentarios debajo.


Gracias por leerme y recuerda seguir a Katherine en Ampicilina 500.


¡No olvides suscribirte a mi nuevo canal de YouTube! Algunas semanas sólo estaré subiendo contenido por esa vía y no aquí en el blog.


Hasta pronto.

66 vistas3 comentarios

©2018 by Gaby Bisonó. Proudly created with Wix.com

  • White Instagram Icon
  • White Facebook Icon
  • White Pinterest Icon