©2018 by Gaby Bisonó. Proudly created with Wix.com

  • White Instagram Icon
  • White Facebook Icon
  • White Pinterest Icon

Limpia toda tu casa con vinagre blanco, baking soda y jabón de fregar

Actualizado: 14 de ago de 2018



Hace unos meses decidí dejar de usar productos tóxicos para limpiar la casa, pues me producían dolor de cabeza, dañaban la ropa y ni hablar del daño al medio ambiente. Entonces, me puse a investigar sobre opciones más amigables (para mi salud, el medio ambiente y mi bolsillo 😉) y decidí comenzar a usar vinagre blanco, baking soda y jabón de fregar.


El baño

Comienzo rociando vinagre en todas las superficies. Este ayuda a desinfectar y desodorizar. Luego aplico con un cepillo una pasta hecha de baking soda y jabón de fregar. El baking soda te da la abrasión que necesitas para despegar el sucio acumulado y también funciona como blanqueador, mientras que el jabón de fregar desengrasa las superficies (esto también lo utilizo en el inodoro). Luego solo hecho suficiente agua para retirar todo y listo.


El piso

Como les hablé en el post de la semana pasada, para limpiar el piso uso un vaporizador con el que solo necesito agua, pero antes de tenerlo, limpiaba el piso con agua y vinagre (¡sí, vinagre!). Este ingrediente ayuda a desinfectar y a que no queden marcas en el piso por el suapeado. Y si te preocupa el olor, te cuento que se evapora en pocos minutos y luego el área se queda con una sensación de frescura y limpieza que no te la dan los productos que tradicionalmente usamos para esto.


Vidrios y espejos

Otra vez: vinagre y agua. Solo tienes que mezclar una parte de agua con una parte de vinagre en una botella de spray y listo. Y si usas periódico en lugar de un paño, el acabado será aun mejor.


La cocina

Para limpiar cosas como el interior del horno y los gabinetes que están arriba de la estufa, donde se acumula mucha grasa, preparo una pasta de baking soda y vinagre (¡que hace magia!). Esas manchas que se crean en el horno por la comida que se cae y se quema desaparecen solo con aplicarles esta mezcla y dejarla actuar por unos minutos. Eso sí, necesitas pasarle varias veces un paño con agua para retirarlo, porque si no te quedan residuos del baking soda por todas partes.

Para limpiar la meseta de la cocina puedes usar jabón de fregar y listo. 🤷🏻‍♀️


Por otro lado, todo el que me conoce sabe que necesito tener absolutamente todo organizado y eso incluye los artículos de limpieza. Duré mucho buscando y probando opciones para esto y la mejor opción que encontré es el caddy de la foto de arriba (lo pueden comprar aquí). Me gustó porque tiene divisiones, así no hay contaminación cruzada y tiene el tamaño perfecto para guardar todo lo que utilizo.


Si te animas a probar alguna de esta opciones, cuéntame debajo en los comentarios cómo te fue y no olvides suscribirte al blog para que los posts nuevos te lleguen directo a tu correo.


UPDATE: En los highlights de mis stories de Instagram les dejé más trucos para limpiar con estos productos.