©2018 by Gaby Bisonó. Proudly created with Wix.com

  • White Instagram Icon
  • White Facebook Icon
  • White Pinterest Icon

Freezer meals vs. Meal prep


Si me sigues en Instagram, seguro que me has visto MUCHAS VECES haciendo meal prep y freezer meals. Y ahora seguro estás pensando: "Wait, ¿pero eso no es la misma cosa?" Te cuento que no, no lo es.


Más abajo te cuento qué preparo yo en una semana normal, así que sigue leyendo para que aprendas un poco más sobre el tema.


La diferencia principal entre freezer meals y meal prep es que, como su nombre lo dice, los freezer meals son comidas que preparamos para guardar en el freezer. Mientras que el meal prep consiste en preparar lo que te vas a comer en esa semana o en "pre-preparar" los ingredientes que vas a utilizar para cocinar en los próximos días.


En mi caso, siempre hago ambos cuando llego del super y al día siguiente. Trato de organizar mi tiempo para tener esos espacios disponibles cada semana. Ya me he demostrado a mí misma que, si no lo hago, se me dañan muchísimas cosas porque después me pongo a "barajar" para hacer todo desde cero.


Te explico con más detalles: Meal prep es lo que siempre ves haciendo a esas personas que tienen algún régimen alimenticio especial o están tratando de perder peso. Normalmente cocinan una cosa en gran cantidad, lo porcionan para los 5 días de la semana laboral y almuerzan eso todos los días (esto no siempre es así). Por otro lado, parte de esta preparación también es "preparar" los ingredientes que podrías utilizar para cocinar algo más adelante o cocinar distintos ingredientes para luego hacer varias combinaciones y tener comidas distintas.


Por otro lado, para los freezer meals se preparan comidas intencionalmente para guardar en el congelador. Esto sirve para MUCHÍSIMAS COSAS. Por ejemplo, para los días que vas a llegar tarde a casa y sabes que probablemente optarás por comprar algo en la calle en vez de cocinar. Si ya tienes una comida lista en casa, no puedes usar esa excusa. Lo bajas del freezer en la mañana y ya cuando llegues estará descongelado. Sólo hay que calentar.

Los freezer meals también sirven para hacer regalos a personas queridas que estén pasando por un momento difícil. Familias que han sufrido una muerte o una pareja que acaba de tener un bebé. No hay algo más apropiado que una comida completa que sólo haya que calentar. En general, las comidas congeladas pueden ayudar a sacarte o sacar a alguien más de aprietos.


La forma más fácil de comenzar a hacer freezer meals es duplicando cualquier receta que ya conozcas y sepas hacer. Por ejemplo, si vas a hacer una lasaña, duplica los ingredientes y prepara dos moldes para que puedas congelar uno. Entiendo que la forma más beneficiosa de hacer freezer meals es eligiendo recetas que vayan en un molde y ya eso de por sí sea una comida completa. Como pastelones y cacerolas. Puedes buscar en YouTube "freezer meals" y vas a encontrar cientos de ideas. Otra forma de hacer los freezer meals es planificándote y dedicándole un día a esto. 


Pronto voy a preparar una guía para ayudarte a comenzar a hacer freezer meals (para no hacer este post taaan largo. 🤣)


Yo sé que para alguien que nunca ha hecho esto, puede sonar un poco abrumador, así que aquí debajo te voy a dejar la lista de lo que preparé esta semana:


Cuando llegué del super:

1. Lavé y corté apio para tenerlo listo para snacks.

2. Hice pesto (dígase, lavé la albahaca, y la puse en la licuadora con aceite de oliva. 😅)

3. Preparé un dip de berenjena (puedes ver la receta aquí.)


Al otro día de ir al super:

4. Corté batata para hacer "batata toast" (así sustituyo el pan).

5. Hice pancakes. Encontré una receta buenísima en Tasty de pancakes veganos que, para variar, no llevan guineo. Congelé la mitad para "emergencias" y la otra parte está en la nevera para algunos de los desayunos de esta semana.

6. Preparé papas para saltear (puedes ver cómo las hago aquí.) Las papas así son súper versátiles pues las usamos, por ejemplo, para desayunos con huevos revueltos o para cenar con pechuga de pollo).

7. Lavé y corté rúcula. Esto me sirve para usarla de topping cuando hago batata o pita toasts o para ponerle a sándwiches.

8. Y, por último, ¡HICE PAN! Por fin encontré un tutorial amigable para principiantes y logré que el pan me quedara bien. Puedes ver el tutorial aquí. (Estoy más que clara de que hacer pan ya es too much para casi cualquier persona, pero igual quería contarte todo lo que me animé a hacer en esta ocasión).


¡Muchísimas gracias por leer hasta aquí! Espero que esta info te sirva y, si tienes alguna pregunta, puedes dejarme un comentario debajo y con gusto te asisto.


Mientras escribo el próximo post, nos vemos en Instagram, Facebook y YouTube. ¡Chao!

11 vistas