Trucos para ahorrar tiempo y dinero en el supermercado - Parte 1


Creo que este post fue la primera idea que me surgió para el blog, pues es uno de los temas con el que más luchamos desde que nos casamos. Y es tanto lo que tengo para contarte sobre esto que decidí dividirlo en dos partes. Hoy te presento una guía básica de qué hacer antes, durante y después de ir al súper, y la próxima semana te contaré sobre algunas otras cosas que hacemos para ser más productivos (y ahorrar) en este proceso.


Antes de ir al super


Revisar lo que tienes y armar un menú

Antes de comenzar a hacer tu lista de compras, lo primero que debes hacer es revisar qué es lo que aún tienes en casa. Luego de esto, te propongo crear un menú para toda la semana y que tu lista de compras esté basada en este menú. Revisa lo que tienes y piensa qué puedes preparar con eso que ya tienes, así en tu lista pones lo que te hace falta para esos platos y terminas llevando a casa los alimentos que realmente vas a necesitar. De esta manera evitas que se te dañen los alimentos sin usarlos (lo que significa que estás botando tu dinero). Ir al supermercado y comprar sólo por comprar te va a salir mucho más caro que si vas al super y compras lo que ya sabes que vas a necesitar durante la semana.


Hacer la lista de compras y organizarla

Repite después de mí: "SIEMPRE debo hacer una lista para ir al supermercado". Nunca vayas a hacer la compra sin una lista, esto siempre provocará que te distraigas y termines comprando cosas que no necesitas (y sobre todo que se te olviden las cosas que sí necesitas). Por otro lado, te propongo que organices tu lista en el mismo orden en el que encuentras las cosas en el supermercado. Si sueles ir siempre al mismo, ya tienes una idea de en qué orden están las cosas (por ejemplo, primero los vegetales, luego el pan, después las carnes, etc.) Esto te ayudará a ya ir con una ruta planificada y a no perder tiempo dando vueltas buscando lo que necesitas.


En el super


Compra las marcas del supermercado

Las marcas propias de cada supermercado casi siempre te ofrecen la misma calidad que las demás marcas, a un mejor precio. De hecho, es muy probable que la marca del supermercado esté vendiendo el mismo producto que normalmente compras, pero con otra etiqueta (por ejemplo, los nachos del Bravo son nachos María, sólo que con un empaque diferente, y salen a mucho mejor precio).


Tómate tu tiempo

Con esto me refiero a que prestes atención a lo que estás comprando para que te asegures de que estás tomando la mejor decisión. Analiza si el producto que vas a comprar (o su competencia) tiene alguna oferta o si hay alguna nueva opción que te parezca atractiva. No vayas como un zombie a tomar lo que siempre compras y ya, porque no sabes de lo que te puedes estar perdiendo.


Cuando llegas del super


Pre-prepara tus comidas

Sé que ahora mismo debes de tener esta cara: 🙄, pero créeme que esta es una parte importantísima del proceso de ir al supermercado. Si le dedicas un rato a esto cuando llegues de hacer tus compras, te lo agradecerás a ti mismo el resto de la semana. Pela los víveres y guárdalos en la nevera o en el freezer (puedes ver más sobre esto en mis highlights de Instagram). Antes de congelar las carnes, córtalas y sazónalas (las que te comerás en los próximos 2 días ni siquiera tienes que congerlarlas, si están sazonadas las puedes dejar en la nevera).


Si compras ingredientes para preparar sándwiches (pan, jamón, queso) también puedes dejarlos armados en la nevera y así cuando los quieras comer solo tienes que calentarlos y agregarles cualquier aderezo o vegetal.


Nos vemos la semana que viene con más trucos para que ahorres tiempo y dinero al momento de hacer tus compras. ✍️🛒


No olvides suscribirte debajo para que los posts nuevos te lleguen directo a tu correo. 🤩

©2018 by Gaby Bisonó. Proudly created with Wix.com

  • White Instagram Icon
  • White Facebook Icon
  • White Pinterest Icon